jueves, 21 de febrero de 2013

We all stare at the same sky

A veces le hablo a la luna.
No es porque quiera, simplemente sale solo.
A veces le cuento tonterías sin importancia.
Y otras veces le hablo de ti; que eres otra de mis tonterías, pero tú sí importas.
Le cuento lo guapo que estabas cuando te he visto esta tarde.
Le cuento lo que provoca en mi una de tus sonrisas.
Le cuento como me miras cuando me muerdo el labio.
Quizás ya te has dado cuenta de que es por ti.
Y mientras le cuento a la luna sobre ti, miro al cielo.
Y simplemente me pregunto si tú estarás mirando las estrellas.

1 comentario:

Zaylassa dijo...

La luna, esa amiga inseparable de escritoras y enamoradas empedernidas como nosotras.
Yo también le hablo, le cuento mis cosas... Y las estrellas también me oyen, y como sé que él desde su casa las puede ver, eso me consuela.