viernes, 5 de octubre de 2012

Y algo me falta

Y ahora siento que me ahogo.
Me quedo sin respiración.
Mi garganta es incapaz de pronunciar lo que ayer decía con extrema facilidad.
Y me siento atrapada.
Y me siento perdida.
Y algo me falta.
Y es que de pronto, ya no estás.

2 comentarios:

Zaylassa dijo...

Y cuando consigues respirar, volver a vivir, esa persona vuelve a aparecer.
Y te sientes culpable, porque ya no es lo mismo.
Porque sientes que le fallas.
Pero no puedes hacer nada.
Y quedas tú como malvada y no esa persona que se marchó sin más, como si se lo llevara el viento.

O eso es lo que me pasa a mí.
Un beso y un abrazo!

Luna de Plata dijo...

¡Hola Lucy!

Ya me tienes otra vez x aki ;)

Me ha gustado mucho lo que has escrito, aunque implique dolor, porque ¿quién no se ha sentido alguna vez asi?

Si esto te ha pasado y no es ficción, espero que poco a poco recuerdes cómo se respira con normalidad aunque de vez en cuando puedas tener algún sofoco, que aprendas que la vida está llena de perdidas pero también de encuentros y que descubras tu propio rumbo porque ya posees la brújula más importante ... TÚ.

Un besazo muy fuerte :D

PD: espero que me visites pronto y no te olvides de mi ;)
PD2: precisamente mi última entrada puede relacionarse con la tuya y mi comentario ;)